Yolima González es abuela de la pequeña Zoé Díaz, quien desde hacía poco menos de un mes tenía la ilusión de reencontrarse con sus padres. Con la voz entrecortada González dijo en exclusiva a Caraota Digital que ella misma gestinó la documentación, por lo que cree que la medida adoptada por el Gobierno es es una “violación a los derechos” de su nieta.

Desde el mes de junio de este año, Antonella Santo Domingo de Díaz se fue con su esposo a Perú. Ambos venezolanos, que estaban en la búsqueda de mejoras para sus familiares, especialmente de la pequeña Zoe de 5 años.

Sobre las declaraciones de la viceministra Andrea Hermoso, la señora González explicó que su caso no se trató de abandono familiar, sino de padres que querían forjar un futuro estable para su hija. “Todos sabemos lo difícil que es vivir en Venezuela. Un país en recesión y donde lamentablemente el poder adquisitivo es muy bajo”, dijo.

Zoe fue una de las niñas que apareció en un video grabado desde Maiquetía, estaba llorando desconsolada porque “alucinaba” con ver nuevamente a sus padres.

Zoé Díaz fue una de las niñas retenidas en Maiquetía cuando iba a abordar un vuelo privado rumbo a Perú. Foto/ Cortesía Yolima González
Cuando la abuela de la menor declaró a Caraota Digital aseguró que “fue ella misma” quien procedió a apostillar y gestionar todas las documentaciones que su nieta requería para el viaje, que se planificó hace menos de cuatro semanas.

“Yo considero que a mi nieta se le violaron todos sus derechos, al anularle la posibilidad de que pudiese ver a sus padres fue un abuso, porque si esos documentos tenían algún tipo de problemas, entonces serían errores de las mismas instituciones públicas, que fueron los que firmaron todos esos papeles”, recalcó González.

González explicó durante la entrevista que fue su propia hija quien entró en contacto con la ONG que organizaba el viaje y quienes de manera “muy amable” le ofrecieron todo el apoyo para que mandara a buscar a su hija a costo cero, por lo que para ella las declaraciones del fiscal Tarek William Saab sobre los delitos que se le imputan a las familiares de Oscar Pérez y los otros dos colaboradores “son fuera de lugar y no tienen ningún respaldo”.

La pequeña Zoé lloró desconsoladamente hasta el sábado en horas de la noche, este domingo su abuela dice que está un poco mejor, pero que intentan mantenerla distraída para que no recuerde los momentos que pasó en Maiquetía. “Cuando la regresaron de migración a las 2 de la madrugada del sábado, solo me decía entre lágrimas: anularon mi viaje”, dijo su abuela.

Según el relato de abuela, ahora será un poco difícil que sus padres manden a buscar por Zoé, pues apenas se están estableciendo en Perú y un pasaje desde Venezuela al mencionado destino supera los Bs. 80 millones de bolívares.

 

via



Dejanos tus comentarios

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here