Óscar Pérez, un hombre de tácticas limpias, profesional, experimentado, con principios irrefutables y un particular creyente de la democracia y la justicia. Éstas son solo algunas de las palabras que describen a quién el Gobierno de Venezuela señaló como un terrorista y supuestas fuerzas especiales buscaron para asesinar.

Foto: Captura de video película Muerte Suspendida.

Los planes se concretaron, una vez que los cuerpos de seguridad dieron con el lugar en el que estaba atrincherado el exinspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) lo atacaron.

La fría madrugada del lunes 15 de enero de 2018 comenzaron los ataques, toda la zona de El Junquito fue tomada por uniformados que disponían de suficientes equipos para liquidar a un batallón, aunque sólo se “enfrentarían” contra menos de una docena de hombres, todos enconchados en un chalet ubicado en el kilómetro 16 de ese sector, en Caracas, tan cerca que nadie imaginaría que estarían verdaderamente allí.

Cada momento fue transmitido por Pérez con videos publicados en sus redes sociales,intentos de negociaciones, petitorios de alto al fuego, rendiciones; pero la orden era clara, el hombre “más buscado del país” debía ser ejecutado extrajudicialmente, una de las escenas de abuso de poder que se repiten a diario en el país.

Para el mediodía ya habían sido liquidadas siete personas, la saña fue tal, que una fotografía difundida por las redes sociales logró demostrar un disparo que le hicieron al piloto justo en la frente. Se apagaron las vidas de guerreros.

Esto fue lo que consiguió Pérez por emprender su lucha, una lucha que debía ser de un país entero, pero que solo se atrevieron a encarar unos pocos valientes. Se ganó al peor enemigo de este país, el Gobierno nacional.

Esta enemistad comenzó públicamente el pasado martes 27 de junio de 2017, cuando Óscar Pérez y parte de su equipo robaron un helicóptero Airbus Bolkow modelo 105 de la Policía científica y sobrevolaron Caracas con un pendón en el que se leía: “artículo 350 libertad”.

Foto: AFP.



Dejanos tus comentarios

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here