Ciudadanos de la ciudad de Mérida protestaron en las adyacencias a la estación de servicio de Santa Cruz de Mora luego de que, a las 7 de la noche, militares de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) cerraran la bomba que surtía de combustible a los vehículos que esperaban en cola, presuntamente por seguridad.

 

Ante la negativa a la venta del combustible, quienes permanecían esperando a ser atendidos, decidieron cerrar la avenida Pinto Salina, sentido Tovar, exigiendo que se les permitiera obtener la gasolina.

El hecho se mantuvo durante un par de horas.

 

via



Dejanos tus comentarios

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here